Los hábitos del consumidor en Internet

Índice de contenidos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Del cliente de carrito al e-consumidor

Es un hecho que la sociedad avanza a pasos agigantados, y la comunidad On Line no iba a ser menos. La tecnología y los hábitos del usuario deben caminar de la mano aunque, en ocasiones, esta última va a rebufo de la innovación, observando en la distancia las maravillas de progreso.

Atrás van quedando hábitos como los de enfundarse un traje al amanecer con el maletín lleno de hojas rellenas con nuestra vida laboral y preparados para tocar puertas. Realmente, dependiendo del sector, no son costumbres que hayan sido destruidas, más bien transformadas como la materia.

Según un artículo publicado por ABC, un 34% de los españoles ha conseguido su trabajo actual a través de las Redes Sociales, y es un hecho que parece estar en continuo crecimiento. No sólo hablamos de LinkedIn y su puesta a punto en las posibilidades de edición o el portal Infojobs, con cerca de 70.000 Crecimiento del e-commercepuestos ofertados el mes pasado (Noviembre de 2012), hablamos de unos datos generales y hábitos virtuales que nos llevan a un optimismo comedido.

No hace demasiado tiempo, pensar en introducir datos bancarios en Internet nos ponía la carne de gallina, pero el trabajo en los sistemas de seguridad y el desarrollo de métodos fiables como PayPal, hacen que el e-commerce  esté saliendo fortalecido de la crisis, con un volumen de negocio de más de 2.640 millones de euros durante el segundo trimestre de 2012.

Este juego económico nos traslada al sector empresarial, cuyos esfuerzos por no quedarse relegado a un segundo plano son recompensados con un incremento de clientes obtenidos a través de la publicidad on line, las páginas Web y las Redes Sociales.

Y es en este último apartado en el que el tejido de las PYMES  comienza a quitarse el velo de la desconfianza. Cada vez más empresarios requieren empresas y profesionales especializados en Social Media, conscientes de la necesidad de tener presencia en Internet como antaño lo era aparecer en las Páginas Amarillas. La lógica y las buenas prácticas nos hacen ver que un “FAN” no es un cliente, que nuestros esfuerzos se centran en un posicionamiento de marca e imagen y ese posicionamiento debe quedar marcado en la mente del usuario para conseguir, llegado el momento, estar ahí para cubrir unas necesidades.

Quizás no sea la única, pero es la mejor manera de adaptarse a los cambios y llegar a «Ser más en Internet«.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on reddit
Reddit