¿Qué es Sextorsión?

El concepto «sextorsión» trata de una nueva forma de chantaje utilizada por los cibercriminales, que cada vez registra más casos. Pedir ayuda y denunciar es el principal consejo que ofrecen los expertos en estas situaciones.

Todos conocemos el poder que están alcanzando las redes sociales en nuestra sociedad. Cómo se van sumando a su uso personas de todas las edades, con el fin de interaccionar, conocer gente, comprar o mantenerse informado de la actualidad. Como en todo lo que se convierte en tendencia, ya han surgido métodos que utilizan los recovecos de este tipo de herramientas sociales para sacar tajada a costa de los demás. Entre ellos se encuentra el delito de sextorsión, cuyos casos van en aumento en los últimos años.

 

¿En qué consiste este método?

La sextorsión consiste en un chantaje en el que un delincuente (llamados cibrecriminales) logra obtener imágenes sexuales, íntimas o comprometidas de un usuario por medio de las redes sociales. Para ello suele crearse un perfil falso y comenzar a chatear con la víctima, induciéndola a realizar prácticas sexuales mediante webcam o envío de fotografías.

Una vez consigue el material, el chantajista coacciona a la víctima amenazándola con publicar las imágenes íntimas y difundirlas ante sus contactos si rehúsa pagar una determinada cantidad de dinero o enviar más material de índole sexual en un plazo de tiempo establecido.

 

¿Qué redes sociales son las más utilizadas?

Redes sociales como Skype, Facebook o incluso WhatsApp son las más utilizadas por los cibercriminales. Aprovechan la falta de precaución de muchas personas a la hora de realizar prácticas online como el sexting y el cibersexo, para llevar a las víctimas a una situación comprometida y a menudo que la víctima se sienta avergonzada, lo que dificulta la denuncia de estos casos.

La facilidad con la que los hackers logran obtener imágenes o vídeos íntimos de los usuarios de Internet, (a veces manipulando su webcam o mediante una aplicación móvil) ha hecho que numerosas celebrities, como Miley Cyrus, Scarlett Johansson o Cassidy Wolf, también hayan sufrido casos de sextorsión.

Y es que se trata de una práctica distinta al ciberbullying (no tiene por qué implicar abusos sexuales) o el grooming (más relacionado a la pederastia o la pornografía infantil), y que afecta especialmente a adultos, los cuales tienen más capacidad económica para pagar los chantajes. En los últimos años, además, se ha multiplicado el número de hombres afectados.

 

¿Cómo evitar la Sextorsión?

Para luchar contra este tipo de abusos, que han surgido a raíz del avance de Internet, existen organizaciones como Pantallas Amigas, que ha creado un site donde muestra un decálogo para víctimas de sextorsión. Entre los principales consejos de los expertos, se encuentran los siguientes.

 

Consejos para evitar la sextorsión

  • Pedir ayuda y denunciar la situación, por comprometida que sea.
  • Tener sentido común y hacer un uso responsable de las redes sociales.
  • Controlar a quién se acepta como «amigo» en una red social.
  • Tapar la webcam cuando no se esté utilizando.
  • Cambiar periódicamente las claves de las redes sociales en activo.

Son consejos útiles que ayudan a prevenir situaciones desagradables, que en casos como el conocido de Amanda Todd, llegó hasta una situación dramática.

También hay páginas web orientadas a denunciar públicamente (de forma anónima) casos de sextorsión. Con la finalidad de compartir experiencias y buscar soluciones en común, ya que a veces una barrera psicológica impide a la víctima denunciar su caso o comunicarle el problema a su familia.

 

Como empresa experta en el posicionamiento en buscadores web y el social media, desde Xtrared animamos a los usuarios a tener precaución a la hora de chatear con desconocidos en la red, así como a denunciar ante la policía en caso de que sean víctimas de sextorsión. Porque, aunque no esté tipificado en el Código Penal como tal, esta práctica sí que incluye numerosos delitos penados con cárcel: extorsión, amenazas, explotación sexual, etc.

Esperamos haberos ayudado a conocer un poco más sobre el delito de sextorsión y sus posibles soluciones. ¿Qué consejo podrías aportar para evitar llegar a estas situaciones?